Consejos de eficiencia energética para propietarios de viviendas con sistemas de energía solar

Independientemente de si acabas de instalar un sistema solar en tu hogar o si estás considerando la posibilidad de agregar uno, es importante que tengas en cuenta tu eficiencia energética. Si el hogar es energéticamente eficiente, será menos exigente al usar electricidad, lo que quiere decir que puede ser útil para compensar una mayor parte de la factura eléctrica con la energía solar. A continuación, te presentamos algunos consejos útiles...

Calefacciona y refrigera de forma eficiente 

Según la Administración de Información Energética de Estados Unidos, más de la mitad de la energía que utilizas en tu hogar se destina a la calefacción y la refrigeración. Por este motivo, ser astuto al tomar decisiones sobre el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (también conocido como climatización o HVAC) de tu hogar puede afectar enormemente las facturas eléctricas.

Cambia el filtro de aire 

Una de las formas más rápidas de ahorrar energía en la calefacción y la refrigeración del hogar es limpiar y cambiar regularmente los filtros. Un filtro de aire obstruido y lleno de suciedad causa que tu sistema de calefacción y refrigeración funcione por un plazo más largo para mantener la temperatura constante. El Departamento de Energía (DOE) ha calculado que cambiar un filtro de aire obstruido o gastado puede reducir el consumo de aire acondicionado hasta en un 15%.

Haz el mantenimiento necesario de tu equipo

Mantén tu sistema de calefacción y refrigeración al máximo rendimiento con el mantenimiento preventivo. Cambia el filtro de aire regularmente. Cuando el filtro está limpio, podrá evitar que el polvo y la suciedad se acumulen en el sistema, lo que puede dar como resultado un mantenimiento costoso o un fallo prematuro del sistema. Pon a punto tu equipo de climatización. Contratar a un técnico calificado para que realice el mantenimiento adecuado es una de las medidas más importantes que puedes tomar para evitar problemas en el futuro. 

Sella los conductos de calefacción y refrigeración

En aquellos hogares que tengan sistemas de calefacción y refrigeración por aire forzado, los conductos distribuyen el aire acondicionado y suelen ser culpables de derrochar grandes cantidades de energía.  No obstante, en un hogar típico, entre el 20 y el 30 por ciento del aire que circula por el sistema de conductos se pierde debido a fugas, hoyos y conductos mal conectados. El resultado es un sistema de climatización ineficiente, facturas de servicios públicos altas y dificultades para mantener una temperatura cómoda en el hogar.  

Actualiza tu equipo

Si tu equipo de climatización tiene más de 10 años o no mantiene tu hogar a una temperatura cómoda, sería bueno que un contratista profesional de climatización lo evalúe. Si no funciona de forma eficiente o necesita una mejora, considera la posibilidad de sustituirlo por una unidad nueva.

Instala un termostato inteligente

Puedes ahorrar dinero en tus facturas de calefacción y refrigeración tan solo ajustando el termostato cuando estés durmiendo o fuera de tu hogar.  Y puedes hacerlo automáticamente, ¡sin sacrificar la comodidad! Hay varios termostatos programables que hacen que esta tarea sea algo fácil y automatizado. ¡Puedes ahorrar hasta un 10% en tus gastos de calefacción y refrigeración reduciendo el termostato entre 7 y 10 grados, en vez de usar el ajuste normal durante 8 horas al día!

Asimismo, vale la pena recordar que debe realizar mantenimiento para los paneles solares para que tu sistema de energía solar residencial funcione a su rendimiento total y así obtener la mayor producción posible.  Para obtener más información sobre cómo cuidar tus paneles, haz clic aquí.

Arreglos en el hogar para ahorrar energía

No solo puedes hacer que tu sistema de calefacción y aire acondicionado sea más eficiente, sino que además puedes hacer algunos arreglos fáciles y pequeños cambios en tus costumbres diarias para conservar mucha energía y, potencialmente, ahorrar mucho dinero en el proceso.

Consejos para ahorrar energía solar

Solución rápida nº1 : utiliza agua fría para lavar la ropa y limpia el filtro de pelusas

Hasta el 90% de la energía que se requiere para hacer funcionar una lavadora de ropa se emplea simplemente para calentar el agua. Al lavar la ropa con ciclos de agua fría, puedes ahorrar mucha energía. Asimismo, limpiar el filtro de la secadora después de cada carga mejorará la circulación del aire y aumentará la eficiencia de la secadora. También es una importante medida de seguridad.

Solución rápida nº2: cambia los focos

Si no has actualizado los focos del hogar a luces LED, ahora es el momento de cambiar algunos accesorios de iluminación o los focos que más se usen en el hogar.  Las luces LED no producen tanto calor como los focos incandescentes y consumen mucha menos energía.  De hecho, las luces LED residenciales utilizan al menos entre un 25 y un 80 por ciento menos de energía que los focos incandescentes, y duran hasta 25 veces más.  Crea un plan para mejorar la categoría de todas los focos de tu hogar, incluso si solamente compras unas pocas al mes.

Solución rápida n°3: desenchufa los electrodomésticos

Las cafeteras, los cargadores de teléfonos y los artículos domésticos cotidianos utilizan algo que llamamos energía fantasma o vampiro de energía.  Estos dispositivos siguen consumiendo energía simplemente por estar enchufados a una toma de corriente, incluso aunque estén apagados o no se estén utilizando.

Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, un dispositivo que consume constantemente 1 vatio de corriente eléctrica equivale a 9 kWh al año, lo cual equivale a un costo anual de $1 (básicamente $1/vatio/anual). Teniendo en cuenta la cantidad de dispositivos que se utilizan en un hogar promedio, los costos pueden ascender rápidamente entre $100 y $200 al año.

Tan solo ir de habitación a habitación para ver cuáles son los “vampiros de energía” y desenchufarlos puede dar como resultado un gran ahorro. Desenchufa los dispositivos que no utilices, usa regletas para los dispositivos que sepas que consumen energía mientras están inactivos, ajusta la configuración de energía de los dispositivos como las computadoras y los televisores, y piensa en adquirir temporizadores para las tomas de corriente para que te ayuden a controlar el consumo.

Solución rápida n°4: conecta los dispositivos electrónicos a una regleta inteligente

¿Sabías que las regletas tradicionales se crearon para proteger los dispositivos de las sobrecargas eléctricas, pero los dispositivos enchufados seguirán consumiendo energía aunque estén en modo de espera mientras la regleta esté encendida?

¡Las regletas inteligentes se diseñaron para proteger tus dispositivos y tu billetera! Las regletas inteligentes pueden detectar si un dispositivo está en modo de espera y cortar la energía para ahorrar. Usar una regleta inteligente puede ayudar a reducir el consumo general de energía, lo que reducirá el costo de las facturas de energía.

Solución rápida n°5: acondiciona o mejora las ventanas y puertas

¿Alguna vez sentiste una corriente de aire al estar frente a tu puerta? ¿O tal vez cuando te paras cerca de ciertas ventanas? Entre el 25 y el 30% de la energía de calefacción de una casa se pierde a través de las ventanas. 

Estas corrientes son fugas de aire y, si no se reparan, pueden aumentar los costos de consumo. EnergyStar calcula que los propietarios de viviendas pueden ahorrar, en promedio, el 15% de los costos de calefacción y refrigeración tan solo sellando los hogares y agregando aislamiento a los áticos y los semisótanos. Cuando un hogar tiene un buen aislamiento y no tiene fugas, se reduce el esfuerzo que el sistema de calefacción y aire acondicionado tiene que hacer para mantener la temperatura dentro de la vivienda. Esto puede hacerlo ahorrar mucho dinero en la próxima factura de energía.

Cambiar las ventanas y puertas puede reducir significativamente la demanda de energía y mejorar la comodidad en el hogar.  Instalar ventanas y puertas que tengan certificación ENERGY STAR puede reducir, en promedio, un 12% del costo de la factura de energía, además de su huella de carbono, en todo el país, en comparación con los productos no certificados. Al tener ventanas y puertas más eficientes, también utilizas menos energía, lo que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero que emiten los hogares.

Asimismo, puedes agregar o actualizar los revestimientos de las ventanas para reducir la energía que se pierde a través de estas y poder reducir los costos de las facturas de calefacción y refrigeración y mejorar la comodidad al estar en el hogar. Lo mejor es instalar persianas aislantes y que quepan bien ajustadas en las ventanas en las que sientan corrientes de aire después de mejorar la climatización. 

Solución rápida n.° 6: baja la temperatura del calentador de agua

Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, los calentadores de agua representan casi el 17% del uso de energía de un hogar. Esto significa que consumen más energía que todos los demás enseres juntos. Bajar la temperatura del calentador de agua es un método efectivo para reducir la factura de energía mensual sin sacrificar el agua caliente que se requiere para lavar o bañarse. En la mayoría de los calentadores de agua, el ajuste de fábrica es de 140°F/60°C. Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, bajar la temperatura a 120°F/49°C puede ahorrarte hasta $60 al año.

Solución rápida n°7: usa electrodomésticos de bajo consumo

Cuando compres un nuevo electrodoméstico, asegúrate de que tenga la etiqueta de ENERGY STAR®.  Los electrodomésticos ENERGY STAR, certificados por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, consumen menos energía al año que los equivalentes que no son energéticamente eficientes.  Por ejemplo, un refrigerador nuevo con la etiqueta ENERGY STAR consume al menos un 15% menos de energía que los modelos que no reúnen los requisitos para esta categoría.  Esto quiere decir que, si sustituyes los electrodomésticos de tu hogar por otros de eficiencia energética mejorada, puedes ahorrar cientos de dólares al año en tu factura eléctrica. 

Hoy en día, algunos fabricantes ofrecen electrodomésticos “inteligentes”, es decir, dispositivos que pueden conectarse a medidores eléctricos inteligentes o a sistemas de manejo de energía en el hogar para ayudarte a cambiar tu consumo de electricidad a las horas de menor consumo. Los dispositivos inteligentes no solo se apagan durante el plazo de mayor demanda de electricidad, sino que utilizan formas sutiles de cambiar el uso de la energía que probablemente no vayas a notar.  De esta manera, si tu empresa de servicios públicos cobra tarifas más bajas por la noche, también denominadas tarifas basadas en la hora o tarifas basadas en horario de consumo, podrías ahorrar en tu factura de suministro si tienes enseres inteligentes.  

¿Sabías que si empresa de servicios públicos tiene tarifas por horario de consumo, un sistema de batería de almacenamiento también puede ser útil para optimizar tu ahorro de energía? Con Sunnova SunSafe® solar más la batería de almacenamiento, puedes controlar mejor cuándo y cuánta electricidad de la red necesitas y reducir o evitar tener que pagar estas tarifas por horario de consumo durante las horas pico. 

Conservar la energía y tener energía solar disponible es la pareja perfecta 

Cambiar a un estilo de vida consciente de la energía puede hacerse simplemente y no hay mejor momento para empezar que hoy mismo. Y si lo que quieres es conservar la mayor cantidad de energía posible, los paneles solares pueden ayudarte a alcanzar esta meta más rápido. A su vez, ahorrarás efectivamente más dinero y contribuirás a un medio ambiente más limpio Algunas de las principales ventajas de la energía solar son el ahorro de dinero, el aumento del valor de la propiedad y la protección del medio ambiente.  Solicita una cotización sin compromiso hoy mismo para obtener más información sobre la energía solar.